Make your own free website on Tripod.com

9 de Marzo de 2003

 

 

EL DOMINGO DE LA ABSTINENCIA DEL QUESO

Domingo del perdón

 

“¡Ay de mí!, yo miserable! pues he transgredido Tu Mandamiento, Oh Señor, y fui desnudado de Tu Gloria; Mas, lleno de confusión, Oh Compasivo, fui ex­pulsado de la felicidad del Paraíso. Ten piedad de mí, que fui justamente privado de Tus Bienes.”

Exapostelario

TROPARIOS

Tropario de la Resurrección (Tono 4)

Las discípulas del Señor aprendieron del Ángel el alegre anuncio de la Resurrección, y la sentencia ancestral rechazaron y se dirigieron con orgullo a los apóstoles diciendo: ¡Fue aprisionada la muerte, Resucitó Cristo Dios y concedió al mundo la gran misericordia!

Kondakion del Domingo del Perdón (Tono 6)

 “Oh Tú, que nos guías hacia la sabiduría, Dador del entendimiento y de la inteligencia.  Que instruyes a los ignorantes y sostienes a los humildes.  Señor, fortalece mi corazón dándome el entendimiento; y permíteme, oh Palabra Divina, que mis labios no estén impedidos para aclamarte:  ¡Oh Compasivo Señor, Ten piedad de mí, el caído!”

PRIMERA CARTA DEL A´PÓSTOL SAN PABLO A LOS CORINTIOS

(13,11-14,4)

Hermanos: ...la salvación está más cerca de nosotros que cuando abrazamos la fe. La noche está avanzada. El día se avecina. Despojémonos, pues, de  las obras de las tinieblas y revistámonos de las armas de la luz. Como en pleno día, procedamos con  decoro; nada de comilonas y borracheras; nada de  lujurias y desenfrenos; nada de rivalidades y envidias.   Revestíos más bien del Señor Jesucristo y no os preocupéis de la carne para satisfacer sus concupiscencias.

Acoged bien al que es débil en  la   fe, sin discutir  opiniones. Uno cree poder comer de todo, mientras el débil  no  come  más  que  verduras. El que come,   no desprecie  al que no come; y el que no come, tampoco  juzgue al que come, pues Dios le ha  acogido. ¿Quién eres tú para juzgar al criado ajeno? Que se mantenga en pie o caiga  sólo interesa  a su amo; pero  quedará en pie, pues poderoso es el Señor para sostenerlo.!

EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO

(6,14-21)

Dijo el Señor: “Que si vosotros perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; pero si no perdonáis a los hombres, tampoco vuestro Padre perdonará vuestras ofensas.

Cuando ayunéis, no pongáis cara triste, como los hipócritas, que desfiguran su rostro, para que los hombres vean que ayunan; en verdad os digo que ya reciben su paga.  Tú, en cambio, cuando ayunes, perfuma tu cabeza y lava tu rostro, para que tu ayuno sea visto, no por los hombres, sino por tu Padre que está allí, en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.

No os amontonéis tesoros en la tierra, donde hay polilla y herrumbre que corroen, y ladrones que socavan y roban.  Amontonaos más bien tesoros en el cielo, donde no hay polilla ni herrumbre que corroan, ni ladrones que socaven y roben.  Porque donde esté tu tesoro, ahí estará también tu corazón.”

MAÑANA AYUNAMOS

El ayuno es la atención a las peticiones de Dios, que al obedecerlas, obtenemos la santidad. Es el tiempo, pleno de anhelo hacia la Resurrección, en donde combatimos nuestro descuido hacia Dios, y nuestra tibieza respeto a Él y a nuestra salvación. Salir de la indiferencia con Dios hacia el entusiasmo por sus asuntos requiere de una atención más intenso a las palabras que Él dijo: “las palabras que os he dicho son espíritu y son vida.” (Jn.6,63).

Eso nos orienta al retiro, al recogimiento del alma educándola por la oración. Así, el alma se abstiene de todo lo que se opone a su morada en Dios; el Dios vivo es el objeto del ayuno, del que la oración es su soplo y fuerza.

Sin lugar a duda, una parte de la abstinencia se refiere a algunos alimentos. Lo importante de eso está en que ayunes con la asamblea; eres uno de la asamblea que se extiende desde tu comunidad hasta las confines de la tierra. Nuestros devotos de cada generación han saboreado los ricos sabores que disfruta el alma en tales tiempos de ayuno y han probado la generosidad divina descendida sobre ellos.

La vigilia que ejerzamos no dará sus frutos si no hacemos del pobre nuestra opción principal en esta temporada; nos abstenemos de comer para que él coma, y ésa era la lógica del ayuno en la primera Iglesia; así pues no existió sino como un ejercicio personal que se vuelve participación con el hermano “todos los creyentes vivían juntos y tenían todo en común” (He.2,44). Es indudable que los que viven en holgura tienen mucha capacidad de realizar este objeto divino, sin embargo cada uno de nosotros, según sus posibilidades, está invitado a “dar” y en ello liberarse de encerrarse en sí mismo.

La esencia del ayuno no es tener hambre de comida, sino de Dios; sentir que somos pobres sin él; creer que la única necesidad es Él; el Dios que nos alimenta con su Gracia y así entenderemos, cuando venga la pascua, que hemos lograda el Todo.

Ayunar no es sino amaestrar el alma, el corazón, y la mente en que Dios controla el mundo y la historia con su Cristo. Dios es la vida entera.

SOBRE EL AYUNO

No estés triste cuando vayas a curarte. Es absurdo no regocijarse con la salud del alma y entristecerse por un cambio de alimento y mostrar más apego a los placeres del vientre que a los cuidados de nuestra alma. Pues el placer de comer se relaciona con el cuerpo, como el de ayunar se relaciona con el alma.

 Alégrate, pues, de que se te dé un remedio por el médico para desembarazarte de tus pecados.

El ayuno es un don antiguo y que no envejece ni se pasa, sino que, por el contrario, constantemente se rejuvenece y se renueva.

No reduzcas el ayuno a la sola abstinencia de alimento. El verdadero ayuno consiste en alejarse del pecado. “Barre todo motivo de iniquidad”, perdona a tu prójimo el mal que te ha hecho y págale sus deudas. No comes alimento, pero devoras a tu hermano. Te privas del vino, pero no te abstienes de injuriar.

Desgraciados los que están borrachos sin estar borrachos de vino. La cólera es una borrachera; la misma tristeza también lo es; el miedo es otra cuando se produce sin motivo. En una palabra, toda pasión que hace perder al alma su equilibrio puede ser justamente llamada borrachera. Huye de esta borrachera como puedes huir de la que produce el vino.

San Basilio el Grande

EL HORARIO DE LOS SERVICIOS DURANTE LA CUARESMA:

 

DÍA

 HORA

SERVICIO

ORACIONES

Domingo

10:30

11:30

Maitines y la Divina liturgia

Div. Liturgia de San Basilio el Grande

Lunes

 

7:00 P.M.

Completas

Salmos y cantos

de sumisión

Martes

 

7:00 P.M.

Completas

propios de la

Cuaresma

Miércoles

 

7:00 P.M.

Misa de los presantificados

Div. Liturgia De San Gregorio Magno

Jueves

 

7:00 P.M.

Completas

 

Viernes

 

7:00 P.M.

El Acatisto

Cantos de alaban- za para la Virgen Teotokos