Make your own free website on Tripod.com

 

 

10 de noviembre de 2002

 

DOMINGO 20° DESPUÉS DE PENTECOSTÉS

 

 

Por tu boca resplandece la gracia  como antorcha que ilumina al universo, y ha revelado al mundo los tesoros de la pobreza y nos ha mostrado lo sublime de la humildad.  Ya que con tus palabras nos enseñas, oh Padre Juan Crisóstomo, intercede ante el Verbo, Cristo Dios, para que salve nuestras almas”.

 (Tropario de San Juan Crisóstomo)


 

TROPARIOS

Tropario de resurrección (Tono 3)

Que se alegren los celestiales y que se regocijen los terrenales; Porque el Señor desplegó la fuerza de su brazo, pisoteando la muerte con su muerte. Nos salvó de las entrañas del Hades y concedió al mundo la gran misericordia.

Kondakion (Tono 4)

Oh Protectora de los cristianos indesairable; Mediadora, ante el Creador, irrechazable: no desprecies las súplicas de nosotros los pecadores, sino acude a auxiliarnos como bondadosa que eres ya que te invocamos con fe.  Sé presta en intervenir y apresúrate con la súplica, oh Theotokos, que siempre proteges a los que te honran.

CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A GÁLATAS

(1:11-19)

Os hago saber, hermanos, que  el Evangelio anunciad por mí, no es de orden humano, pues yo no lo recibí   ni aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo. Pues ya estáis enterados de mi conducta anterior en el Judaísmo, cuán encarnizadamente perseguía a la Iglesia de Dios y la devastaba, y cómo sobrepasaba en el Judaísmo a muchos de mis compatriotas contemporáneos, superándoles en el celo por las tradiciones de mis  padres.

Mas, cuando Aquel  que  me  separó desde el seno de mi madre y me llamó por su gracia, tuvo a bien revelar en mí a su Hijo, para que le anunciase entre los gentiles,  al punto,  sin  pedir  consejo  ni a la carne ni a la sangre, sin subir a Jerusalén donde los apóstoles anteriores a  mí, me fui a Arabia, de donde nuevamente volví a Damasco. Luego,  de allí a tres años, subí a Jerusalén para conocer a Cefas y permanecí quince días en su compañía. Y no vi a  ningún otro apóstol, y    a Santiago, el hermano del  Señor.

EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS

(10:25-37)

En aquel tiempo: Se levantó un legista, y dijo para ponerle a prueba: “Maestro, ¿qué he de hacer para tener en herencia vida eterna?”  Él le dijo: “¿Qué está escrito en la Ley?  ¿Cómo lees?”  Respondió: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo.  Díjole entonces: “Bien has respondido.  Haz eso y vivirás.”

Pero él, queriendo justificarse, dijo a Jesús: “Y ¿quién es mi prójimo?”  Jesús respondió: “Bajaba un hombre de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de salteadores, que, después de despojarle y golpearle, se fueron dejándole medio muerto.  Casualmente, bajaba por aquel camino un sacerdote y, al verle, dio un rodeo.  De igual modo, un levita que pasaba por aquel sitio le vio y dio un rodeo.  Pero un samaritano que iba de camino llegó junto a él, y al verle tuvo compasión, y, acercándose, vendó sus heridas, echando en ellas aceite y vino; y montándole sobre su propia cabalgadura, le llevó a una posada y cuidó de él.  Al día siguiente, sacando dos denarios, se los dio al posadero y dijo: ‘Cuida de él y, si gastas algo más, te lo pagaré cuando vuelva.’

¿Quién de estos tres te parece que fue prójimo del que cayó en manos de los salteadores?”  Él dijo: “El que practico la misericordia con él.”  Díjole Jesús: “Vete y haz tu lo mismo.”

SYNAXIS DE MIGUEL, GABRIE, RAFAEL Y DE TODAS LAS POTESTADES CELESTES

8 de noviembre

Según las palabras de san pablo todos los ángeles son espíritus servidores “enviados para servir a aquellos que serán herederos de la salvación” (Hb 1:4). Dios los envió como custodios de las naciones y para guiar pueblos a lo que les es provechoso (Dt 32:8).  Y mientras un ángel es enviado para custodiar a cada nación como un todo también es designado para proteger a cada cristiano individualmente.  Él los manda a cuidar a los que esperan en Él, para que nada les dañe y “ningún mal sobrevenga a tu casa” (Salmo 90:10-12).

Ellos siempre contemplan el rostro de Dios en los cielos, cantando el himno del trisagio e intercediendo ante Él por nosotros, viendo, se regocijan por un pecador que se arrepiente (Is 6:2-3; Mt 18:10; Lc 15:7).

En una palabra ellos han servido a Dios en tantas formas para nuestro provecho que las páginas de las Santas Escrituras están llenas de sus intervenciones.

Por esta razón la Iglesia Católica Ortodoxa, sabiamente honrando a estos Ministros Divinos, nuestros protectores y guardianes celebra el 8 de noviembre la Synaxis, es decir, nuestra reunión eclesiástica para su fiesta común y cantar sus alabanzas especialmente por los Arcángeles. Miguel, Gabriel y Rafael, que son mencionados en las Escrituras por su nombre.  Miguel significa Quien como Dios; Gabriel, Dios es poderoso; y Rafael, Dios sana.

El número de ángeles no está definido en las Sagradas Escrituras.  Daniel dice: “miles de miles sirven ante Él y miríadas están de pie en su presencia.

Todos ellos están divididos en 9 ordenes  que son llamadas: Tronos, Querubines, Serafines, Dominios, Poderes, Autoridades, Principados, Arcángeles y Ángeles.

NUESTRO PADRE ENTRE LOS SANTOS JUAN CRISÓSTOMO, ARZOBISPO DE CONSTANTINÓPLA

13 de noviembre

En